martes 05 de marzo de 2024 - Edición Nº1283

Comercio Exterior | 7 dic 2023

El acuerdo Mercosur - Unión Europea corre riesgo por las exigencias de Francia


Francia no quiere ser la que dé por formalmente enterradas las discusiones con Mercosur para un acuerdo de libre comercio y dice que la Comisión Europea tiene que seguir trabajando para conseguir que se integren sus exigencias, que desde 2019 han bloqueado el cierre de un compromiso. La portavoz del Ministerio francés de Exteriores afirmó este jueves en conferencia de prensa que "corresponde a la Comisión Europea trabajar para conseguir esas garantías" que Francia ha pedido que se incorporen al acuerdo suscrito en julio de 2019 entre los dos bloques.

Preguntada sobre si considera definitivamente enterrada la negociación con la declaración de Emmanuel Macron el pasado fin de semana, la portavoz respondió que el presidente francés "fue muy claro" y recordó esas tres "exigencias".

Se trata de respetar los reglamentos sobre la deforestación (la prohibición de importar productos a la UE que sean resultado de ese fenómeno), incorporar las reglas del Acuerdo de París sobre el cambio climático e imponer a los productos agroalimentarios que lleguen de Mercosur las normas sanitarias y medioambientales europeas.

A la cuestión de si no teme que Mercosur desvíe su interés de la UE ante la imposibilidad de cerrar ese acuerdo y se oriente hacia otros grandes bloques económicos, en particular hacia China, la portavoz replicó que "todos tenemos interés en seguir trabajando".

El pasado sábado, Macron enfrió las esperanzas que se habían creado en las últimas semanas de alcanzar un compromiso definitivo entre la UE y Mercosur al señalar que el acuerdo de 2019 "no es bueno para nadie", ha quedado obsoleto y resulta "completamente contradictorio" con lo que está haciendo ahora Brasil o los europeos.

"El acuerdo -señaló el jefe del Estado francés- se negoció hace 20 años y lo hemos intentado remendar, de mala manera, porque no tiene en cuenta ni la biodiversidad ni el clima".

Pese este jarro de agua fría, la Comisión Europea ha insistido esta semana en su voluntad de mantener su "compromiso constructivo con el objetivo de llevar el acuerdo a una conclusión exitosa lo antes posible".

En cuanto a los miembros de Mercosur, Brasil y Uruguay han subrayado también su interés por seguir adelante, mientras que Paraguay -que asume en el primer semestre de 2024 la presidencia del bloque sudamericano- ha mostrado recelos y Argentina -en pleno proceso de relevo en la jefatura del Estado- no va a decidir a corto plazo y quiere un reequilibrio del contenido.

Fuente: Clarín

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias