DataPortuaria

Yara Birkeland: el futuro es ahora

Hace unas semanas Noruega presentó este buque autónomo con cero emisiones.

Tras la 26° Conferencia de la ONU Sobre el Cambio Climático, el mundo es un poco más consciente de lo que implica el calentamiento global. En este sentido, el transporte marítimo es responsable de casi el 3% de las emisiones globales de efecto invernadero. Por ello, el sector aspira a reducir sus emisiones en un 40% para 2030 y en un 50% para 2050.

Intentando contribuir a la causa, Noruega ha presentado el primer carguero en el mundo autónomo con cero emisiones, denominado “Yara Birkeland”. Con un coste de US$ 25 millones, el buque se encargará de transportar hasta 120 contenedores de seis metros de fertilizante desde una fábrica de Porsgrunn (sureste) hasta el puerto de Brevik.

Se estima que podría remplazar anualmente unos 40.000 camiones, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono en 678 toneladas. Además, las operaciones autónomas reducirán la carga de trabajo de la tripulación a bordo.

Jostein Braaten, Jefe del proyecto, explicó que “gran parte de los incidentes que se producen en los buques se deben a errores humanos, a causa del agotamiento, por ejemplo, al hacer turnos largos”.

“Por ello, este funcionamiento autónomo puee permitir un viaje seguro, ya que libera al marinero del trabajo durante la noche”, agregó.

La sala de máquinas tradicional ha sido sustituida por ocho compartimentos para baterías que le dan al buque una capacidad de 6,8 MWh, lo que equivaldría a 100 Teslas según Braaten. Se estima que la capacidad de una batería 100% cargada puede alimentar el buque durante un recorrido de casi 120 kilómetros.

El Yara Birkeland posee 80 metros de eslora y 3.200 toneladas en peso muerto. Además, tiene una maga de 15 metros y un calado de 6,3 metros.

Por otra parte, tiene dos motores Azipull de 900 kW de potencia, combinados con otros dos bloques de túnel de 700 kW de potencia cada uno. Su potencia total es de 3200 Kw, suficiente para moverlo a una velocidad máxima de 13 nudos (24 km/h), mientras que su velocidad media en modo ECO será de entre 6 y 7 nudos (11 – 13 km/h).

A partir de ahora, el buque iniciará una campaña de prueba de dos años que le permitirá ser cada vez más autónomo. Sin embargo, para verlo operado de forma completamente autónoma aún faltan entre 3 y 4 años.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail