DataPortuaria

Sequía: se declaró la emergencia agropecuaria en Neuquén

A través de la Resolución 211/2021, el Ministerio de Agricultura informó el estado de emergencia agropecuaria de la provincia para las explotaciones ganaderas, forestales, acuícolas y apícolas en el Boletín Oficial. Los damnificados recibirán beneficios impositivos.

Según indica la normativa, fue la Comisión de Emergencia y Desastres Agropecuarios que, luego de analizar la situación, recomendó declarar el estado de emergencia por un periodo de doce meses a partir del 1 de enero del 2021.

De esta emergencia y respecto a la actividad ganadera, quedan exceptuados los Departamentos Los Lagos, Huiliches, Lácar y los valles irrigados de los Departamentos de Añelo y Confluencia, todos pertenecientes al territorio provincial de Neuquén.

Los productores habían solicitado al ministro de Producción e Industria de la provincia, Facundo López Raggi que se trate la Emergencia Agraria, quien elevó el pedido al Ministerio de Agricultura de la Nación para incluir el tema en la próxima reunión de la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario y así ser declarada la emergencia en el ámbito del ministerio nacional.

Beneficios impositivos

Para acceder a los beneficios impositivos los productores afectados deberán presentar certificado extendido por la autoridad competente de la Provincia, en el que conste que sus predios o explotaciones se encuentran comprendidos en los casos previstos en dicho artículo. 

En este marco, pone en conocimiento que serán las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas y la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS (AFIP), organismos encargados de arbitrar los medios necesarios para que los productores agropecuarios comprendidos en la presente resolución gocen de los beneficios previstos en los Artículos 22 y 23 de la Ley N° 26.509.

El Artículo 22 establece que los organismos mencionados podrán renovar las obligaciones hasta que finalice el estado de emergencia, otorgar créditos para la continuidad de las explotaciones con tasas de interés bonificadas, suspender juicios y procedimientos administrativos y brindar asistencia técnica y financiera realizando aportes no reembolsables.

El Artículo 23 refiere a los beneficios impositivos propiamente dichos para aquellos productores que, por motivos de la emergencia declarada, vean afectadas sus rentas. En este sentido, se extienden los plazos de vencimiento de impuestos; se faculta al Poder Ejecutivo nacional para que pueda eximir de los impuestos bienes personales y ganancia mínima; cuando se produzcan ventas forzosas de hacienda podrá deducirse el cien por ciento (100%) del impuesto a las ganancias; se liberará a las haciendas procedentes de la zona de desastres del pago arancelario del Mercado Nacional de Hacienda; AFIP podrá suspender la iniciación de juicios fiscales.

Todos los beneficios mencionados deben considerar el principio de equidad y dar prioridad a los agricultores familiares.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail