DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Preocupa la deforestación de la Amazonía

Se siguen batiendo récords pese a la presión internacional.

Según la Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por su sigla en portugués), en abril la deforestación en la Amazonía totalizó 1.012,5 kilómetros cuadrados, lo que representó el tercer récord mensual de este año, luego de que también se observaran nuevos máximos en enero y febrero.

Esto constituye la mayor cifra para ese mes en siete años de registros y 74% más que en el mismo mes de 2021 y es la primera vez que las alertas de deforestación han superado los 1.000 kilómetros cuadrados durante un mes en la temporada de lluvias.

Además, la destrucción de la Amazonía brasileña en los primeros cuatro meses de 2022 también alcanzó un récord de 1.954 kilómetros cuadrados, un aumento del 69% en comparación con el mismo período del 2021.

Justamente, esta semana durante el Foro de Davos, se reclamaron nuevas formas de explotación sostenible de la Amazonía para que la destrucción de la mayor selva tropical del mundo deje de ser rentable.

“Se trata de regular, legislar y poner las bases para que la gente de la selva se convierta en empresarios, que es lo que realmente quieren”, aseguró Gustavo Montezano, presidente del Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES).

Además, Montezano reconoció que durante años se consideró que “destruir el bosque era crear valor económico”.

Iván Duque, presidente de Colombia, defendió una política de “palo y zanahoria” para castigar la deforestación y al mismo tiempo alentar como alternativa económica el cultivo sostenible de frutos como el copoazú (el llamado “cacao blanco”), el açaí o el camu camu.

Dina Boluarte, vicepresidenta de Perú, el segundo país con más territorio en la Amazonía por detrás de Brasil, recordó que esta es “una región históricamente olvidada por el estado” y reclamó la compra “a precios justos” de los frutos cultivados allí.

Pero para Ricardo Hausmann, economista y es funcionario venezolano, “todavía no tenemos las tecnologías y los modelos de negocio” para salvar la selva tropical.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail