DataPortuaria

Premian a un investigador de la UBA por sus aportes a la física del espacio

Sergio Dasso, investigador de la UBA, recibió el premio Sérsic al Investigador Consolidado que la Asociación Argentina de Astronomía otorga cada dos años.

La Asociación Argentina de Astronomía elige cada dos años a los investigadores más destacados, dentro de los que llevan ya una carrera aportando descubrimientos y avances a la ciencia. Este 2021 han elegido a los doctores en física Sergio Dasso y Alejandro Córsico.

“Me siento muy complacido por haber recibido este premio, que más allá de ser un reconocimiento a mi persona”, dijo Dasso, “es asimismo un reconocimiento a las líneas de investigación que desarrollo, reconociendo la importancia de la interdisciplina como elemento esencial en la ciencia actual, ya que la física solar- terrestre involucra no solo temas de astronomía, sino también de otras áreas”.

Sergio Dasso y su equipo en la Antártida con el
detector de rayos cósmicos.

Sergio Dasso estudió física en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, donde se licenció y doctoró, y donde actualmente se desempeña como profesor del Departamento de Física. También allí es director y profesor del Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos. Además, investiga en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio.

“Me especialicé en astronomía hacia el final de la carrera de licenciatura de Física. Más que astronomía, me especialicé en Física del Espacio, que es un área interdisciplinaria con fuertes componentes de: Física, Astronomía y Ciencias de la Atmósfera. Luego desarrollé mi doctorado a full en Física Espacial”, relató el científico.

En la disertación que realizará durante la reunión anual de la Asociación Argentina de Astronomía en octubre, Dasso hablará sobre sus investigaciones y descubrimientos científicos. “En esa disertación, además de incluir mis líneas de investigación y los resultados principales que encontramos con mi equipo de trabajo, presentaré investigaciones relacionadas con las tesis doctorales que dirigí. Algunos de estos estudiantes (ya doctorados) son investigadores del CONICET, y desarrollan sus tareas en diversos ámbitos en el país, como el Servicio Meteorológico Nacional o el Instituto Antártico Argentino”

Rayos cósmicos

Dasso, junto con su equipo, se han especializado en estudiar algo que es conocido como meteorología del espacio, que intenta estudiar y predecir las tormentas magnéticas provenientes del Sol, que pueden afectar las comunicaciones de todo el planeta, llegando incluso a inutilizar satélites.

El detector de rayos cósmicos fue instalado en la Antártida, al lado de la Base Marambio, en 2019, y está funcionando desde principios de 2020, con una guardia mínima allá del Instituto Antártico Argentino. Los datos son enviados en tiempo real a los investigadores del IAFE, en la UBA, donde son analizados.

Una de las razones por las que se estudian los rayos cósmicos es por su constancia, cada segundo nuestro cuerpo es atravesado por unos 20 de esos rayos. Son tan constantes que cualquier variación en su llegada permite a los científicos predecir lo que ellos llaman el clima del espacio, y así conocer con antelación cuándo y cómo nos afectará una tormenta solar.  

“Los rayos cósmicos son partículas muy energéticas que tienen su origen fuera de la Tierra”, nos explicó Dasso. “Pueden ser de origen solar, origen interplanetario (estos son de muy baja energía y solo se pueden observar desde el espacio), origen galáctico (fuera de nuestro sistema solar), o de origen extra-galáctico (provienen de otras galaxias)”.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail