viernes 23 de febrero de 2024 - Edición Nº1272

Campo | 7 feb 2024

Autorizan la soja transgénica, pero solo para uso agroindustrial

La soja de Monsanto no está autorizada para sembrarse. Está orientada a las importaciones del poroto en caso que la industria aceitera lo necesite.


La Secretaría de Agricultura de la Nación autorizó hoy, mediante la Disposición 3/2024, la comercialización en Argentina de una nueva variedad de soja genéticamente modificada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

La variedad denomina MON-87751-7 x MON-87701-2 x MON-87708-9 x MON-89788, fue desarrollada por Monsanto y no está autorizada para ser sembrada en la Argentina, su uso desde ahora estará permitido con fines exclusivamente agroindustriales.

Según explican en el sector semillero se trata de una variante de la famosa Xtend de Monsanto, que de todos modos no podrá ser sembrada en el país sino solamente importada. Así es que esta aprobación no significa una nueva tecnología para los productores agropecuarios.

Al respecto, el subsecretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional, Pablo Nardone indicó que este permiso contribuye a mejorar la oferta de poroto de soja proveniente de otros países - por ejemplo Brasil o Paraguay - y podrá maximizar el aprovechamiento de la amplia capacidad instalada en la Argentina. Esto es muy importante en el caso que se demande para exportación o consumo interno, una mayor cantidad de materia prima para obtener harinas, aceites u otros productos derivados de la soja.

Producto de la sequía, en 2023 las importaciones de poroto de soja alcanzaron la cifra récord de 10 millones de toneladas. La mayor parte de ese volumen provino de Brasil, donde ese evento está autorizado desde 2018, y de Paraguay, donde esa variedad de soja se aprobó en 2022.

Desde el punto de vista agronómico, brinda protección contra insectos lepidópteros - plagas comunes en el cultivo- reduciendo así la dependencia de insecticidas en su manejo. Simultáneamente, la combinación de resistencia a los herbicidas Dicamba, glufosinato de amonio y glifosato permite un manejo más inteligente del cultivo y la aplicación diferencial de herbicidas de manera optimizada. No obstante, este beneficio podrá ser solo aprovechado en los países de origen, dado que en Argentina no podrá ser sembrada.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias