DataPortuaria

Microplásticos en el mar

La cantidad de trozos de plástico que flota en la superficie, se ha incrementado más de cien veces en los últimos 40 años.

Por Martín Bruno

Uno de los desafíos a los que se enfrenta el mundo hoy es la problemática ambiental y Argentina no escapa a esta situación; las acciones que elegimos todos los días como individuos y la gestión de residuos sólidos urbanos (RSU) forja una interacción constante con el ambiente.

Dentro de este preocupante escenario que estamos viviendo en los últimos tiempos, se puede observar un crecimiento desmedido de Residuos en los cursos de agua superficiales como ríos y mares.

Si bien es cierto que, desde hace una década, se nota un aumento en el compromiso de la población respecto al cuidado del ambiente, los datos y estadísticas a corto plazo son alarmantes. Esto denota falta de compromiso de un sector significativo de la población y falencias en la gestión de los RSU.

En la actualidad, existen ONG´s, Organismos de los Estados, empresas privadas, cooperativas e individuos abocados a tratar de mejorar la situación y modificar dicho escenario.

Según la Asociación Ambiente Europeo, aproximadamente 7 millones de toneladas de residuos son arrojados o llegan anualmente a los mares y océanos de nuestro planeta, tales como, por ejemplo, neumáticos en desuso, envases de plástico de todo tipo, latas, líneas y redes de pesca, bolsas de plástico, colillas de cigarrillos, pilas, envases de alimentos en general… y la lista continúa.

Además, estiman que 8 millones de objetos son arrojados al agua cada día y 45.000 pedazos de residuos plásticos, flotan en el mar en promedio por milla cuadrada (ONU). La cantidad de trozos de plástico que flota en la superficie, se ha incrementado más de cien veces en los últimos 40 años.

Los residuos marinos implican un amplio rango de impactos negativos para los recursos marinos, para las embarcaciones y la navegación, para los ecosistemas, la industria turística y para la seguridad y salud de los seres humanos. A pesar de ser difíciles de cuantificar, todos estos impactos tienen un costo que alguien termina asumiendo.

Dentro de los estudios que se han realizado, se llegó a la conclusión que un 80%, provienen de tierra y el 20% restante, tiene su origen en actividades realizadas en el mar. Es de importancia resaltar que, el 85% de la composición de estos, son residuos plásticos.

MICROPLASTICOS

Gracias a los trabajos realizados por los organismos comprometidos con el ambiente, se puede saber que estos plásticos depositados en el mar se convierten en microplásticos.

Esta transformación se genera por las condiciones a la que el material está sometido: los plásticos se van degradando en partículas de hasta 5 mm de tamaño.

Más de 600 especies de fauna marina, entre ellas las más queridas del planeta, se ven afectadas por la basura que llega al mar. Desde las majestuosas ballenas, delfines, focas y tortugas marinas, hasta una gran variedad de aves e incluso, diminutas especies de plancton.

Entre otros factores, los animales se enredan en redes de pesca abandonadas y confunden microplásticos con comida. Por ejemplo, las tortugas confunden con medusas a las bolsas de compra.

La ingesta de estos objetos causa importantes trastornos. En este sentido, se estima que los residuos presentes en el mar causan la muerte de unos 100.000 mamíferos marinos anualmente.

Pequeños pedazos de plástico son asimilados por el sistema endócrino de los peces como estradiol, causando un trastorno hormonal en las especies marinas afectadas.

De acuerdo a la información suministrada por el Instituto de Oceanografía Scripps, el 90% de los peces estudiados en el océano Pacífico tenían plástico en sus estómagos. Muchas de estas especies luego son consumidas por seres humanos, resultando en la ingesta de químicos tóxicos.

La problemática se hace más visible e importante en las ciudades costeras de ríos y/o mares, porque es directamente observable.

SOLUCIONES A LARGO PLAZO

Modificar y mejorar los métodos de Gestión de los RSU y eliminar los residuos sólidos de las descargas de pluviales en los cursos de agua no son acciones suficientes para solucionar la situación hoy, sino acciones que se deben sostener en el tiempo para conseguir un entorno marino sustentable

Ya existen toneladas de residuos en ríos y mares de todo el planeta y actualmente, se utiliza equipamiento diseñado específicamente para realizar la limpieza de los mismos.

Si entendemos a la gestión de los residuos como la interacción entre los individuos, el sector privado y el Estado, cada uno de nosotros puede ser parte de la solución, generando políticas, invirtiendo en nuevas tecnologías y participando activamente en la eliminación de los residuos de los cursos de agua.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail