DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Lucha contra el cambio climático: para la ONU es ahora o nunca

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU dio una serie de recomendaciones para resolver este problema.

El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC) llamó a la comunidad internacional a actuar ahora o nunca contra el cambio climático.

Actualmente, pese al objetivo de mantener la temperatura de la Tierra a 1,5 °C por encima de las temperaturas preindustriales, las emisiones globales están impulsándola y alcanzaría unos 3,2 °C para finales de siglo.

Por ello, dio una serie de medidas, muchas de las cuales han generado polémica, para implementar en los próximos diez años y así atenuar las consecuencias del calentamiento global.

Sin embargo, el IPCC aclaró que, aunque estas medidas se aplicaran, los gobiernos igualmente deberán incrementar sus esfuerzos para plantar más árboles y desarrollar tecnologías que pudieran eliminar parte del dióxido de carbono que ya se encuentra en la atmósfera.

Uno de los anuncios más polémicos fue que el desarrollo de combustibles sostenibles no será suficiente para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que habrá que reducir la demanda de energía de los consumidores.

Esto podría lograrse a través de medidas como invertir en carriles para bicicletas y transporte público mientras se bloquean los automóviles en las ciudades. Aunque esto podría impactar negativamente en el crecimiento económico de los países, las pérdidas se verían compensadas por los beneficios de prevenir el cambio climático extremo.

Por otra parte, el IPCC informó que, en 2019, cerca del 22% de las emisiones globales provinieron de la agricultura, la silvicultura y otros sectores de uso de la tierra y, de esta cifra, aproximadamente la mitad derivó de la deforestación.

Por ello, abogó por proteger los bosques, cambiar los hábitos alimentarios y modificar los métodos agrícolas, lo cual podría contribuir con alrededor de una cuarta parte de los recortes de gases de efecto invernadero.

Además, la ONU comentó que, en 2020, las ciudades fueron responsables de hasta el 72 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, frente al 62 % en 2015, por lo que ellas también podrían implementar cambios que reduzcan la contaminación.

Entre algunas de las recomendaciones se destacan las tomadas por Londres, que introdujo tarifas para vehículos altamente contaminantes, y París, que prohibió los automóviles diésel. Además, se podría mejorar la eficiencia energética en los edificios, diseñar calles para evitar la congestión del tráfico e incorporar más parques y árboles.

Por otro lado, teniendo en cuenta que el 55 % de la población mundial vivía en ciudades en 2018, una cifra que se espera aumente al 68 % para 2050, será importante evitar la expansión rural y suburbana.

Por último, la ONU pidió más apoyo del mundo financiero en la materia:  la inversión en la materia tendría que aumentar hasta seis veces desde los US$ 640.000 millones gastados en 2020, lo que representaría una pequeña parte de la producción económica mundial, que totalizó unos US$ 84 billones ese mismo año.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail