DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La guerra golpea a las exportaciones de cereales pero favorece al rubro de los fertilizantes

Mientras que Ucrania no puede exportar la mayoría de sus cereales, el rubro de los fertilizantes registrará ganancias récords este año.

Debido a la alta importancia de Rusia y Ucrania en el sector del agro, la guerra entre ambos continúa afectando directamente al rubro.

Recientemente, el Ministerio de Agricultura de Ucrania informó que el Gobierno cerró los puertos de Mariupol, Berdiansk y Skadovsk en el mar de Azov y el puerto de Kherson en el mar Negro debido a los bloqueos de las fuerzas rusas.

Desde el comienzo de la guerra, Ucrania ha visto mermada su capacidad de exportar cereales por mar. Sin embargo, esta nueva situación complica aún más a sus exportaciones, ya que, como explicó el propio Ministerio, “la adopción de esta medida se produce por la imposibilidad de atender a las naves y pasajeros, realizar la carga, el transporte y otras actividades económicas conexas, garantizando el nivel adecuado de seguridad de la navegación”.

Para intentar solucionar este problema, Ucrania ha comenzado a exportar por tren. Sin embargo, estos apenas tienen una capacidad de unas 600.000 toneladas al mes, una décima parte de los volúmenes que manejaban los puertos.

Para el presidente Volodímir Zelenski, es posible que su país pierda decenas de millones de toneladas de grano, lo que desencadenaría una crisis alimentaria que afectaría a Europa, Asia y África.

“Rusia no permite que los barcos entren o salgan, está controlando el mar Negro (…) Rusia quiere bloquear completamente la economía de nuestro país”, agregó.

Sin embargo, aunque la mayoría de la economía mundial se está viendo afectada por el conflicto bélico, como siempre sucede, hay algunos sectores que se están viendo favorecidos por el mismo.

Un ejemplo de esto es el de los fabricantes de fertilizantes, quienes esperan registrar sus mayores ganancias trimestrales en mucho tiempo durante este 2022.

Esto estaría directamente vinculado con las sanciones occidentales a Rusia, que representa el 15% del comercio mundial de fertilizantes nitrogenados y el 17% de las exportaciones mundiales de fertilizantes potásicos.

Nutrien, el mayor fabricante de fertilizantes del mundo, ya confirmó que aumentaría su producción anual de potasa en 1 millón de toneladas, llegando a casi 15 millones de toneladas en respuesta a la incertidumbre del suministro de Europa del Este. 

Por su parte, la alemana K+S AG aumentó su pronóstico de ganancias para todo el año un 40%, mientras que la noruega Yara International ASA ya está registrando una ganancia mayor a la esperada.

*Por Damián Cichero

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail