DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La guerra en Ucrania hace que EE.UU. se acerque a Venezuela

Tras prohibir las importaciones de petróleo ruso, EE.UU. busca fuentes alternativas de suministro.

Intentando detener la invasión de Vladimir Putin a Ucrania, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prohibió recientemente las importaciones de petróleo ruso.

Hay que recordar que, hoy en día, Rusia es el principal exportador mundial de crudo y productos derivados del petróleo combinados, con alrededor de más de 10 millones de barriles producidos por día o el 12% de la producción mundial. En este sentido, el año pasado Estados Unidos importó un promedio de más de 20,4 millones de barriles de crudo y productos refinados al mes desde Rusia, lo que representó el 8% de sus compras de combustible líquido.

Los datos demuestran que la decisión de Biden también podría tener un impacto negativo en la economía norteamericana. Por ello, el mandatario ya está buscando fuentes alternativas de suministro, entre las que se destaca Venezuela.

El país gobernador por Nicolás Maduro se encuentra aislado internacionalmente desde hace varios años por sus supuestas violaciones de los derechos humanos. En este sentido, Caracas y Washington rompieron sus vínculos durante el gobierno de Donald Trump, el cual le aplicó fuertes sanciones petroleras. Por su parte, al llegar al poder, Joe Biden confirmó que continuaría con la línea dura de su predecesor.

Sin embargo, la actual guerra en Ucrania ha cambiado las cosas por una simple razón: Venezuela es el país líder en términos de reservas de petróleo, con más de 304.000 millones de barriles de petróleo bajo su superficie.

Ahora, el plan de Biden sería remplazar el petróleo ruso con el venezolano. Por ello, el pasado fin de semana envió un grupo de altos funcionarios a Caracas para negociar con Maduro.

Según datos del Ministerio de Petróleo venezolano, en diciembre de 2020, y por primera vez desde 2018, la producción petrolera del país sobrepasó el millón de barriles diarios.

Maduro recibió bien predispuesto a los funcionarios norteamericanos y confirmó que “como le dije a la delegación estadounidense, reitero toda nuestra voluntad para que, desde la diplomacia y desde la esperanza de un mundo mejor, avancemos en una agenda que permita el bienestar y la paz”.

“Estamos preparados para crecer uno, dos, tres millones de barriles diarios si hiciera falta para la estabilidad del mundo (…) Venezuela siempre va a estar al frente de las iniciativas para estabilizar el mercado petrolero”, agregó.  

El miércoles 10 de marzo, intentando enviarle una señal a EE.UU., el gobierno de Maduro liberó a dos ciudadanos norteamericanos encarcelados como un gesto de buena voluntad. Los presos liberados fueron Gustavo Cárdenas, uno de los seis ejecutivos petroleros de Citgo arrestados en 2017, y un cubano-estadounidense, identificado como Jorge Alberto Fernández, detenido por cargos no revelados.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail