DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Idígoras: “Estamos en un promedio de carga 30% menor a lo normal y eso genera necesidad de envíos a los puertos de Bahía Blanca y Quequén”

Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC) resumió las principales consecuencias y resultados de la Histórica Bajante del Paraná.

En una entrevista con la Agencia Nacional Télam, Idígoras afirmó; “estamos en un promedio de carga 30% menor a lo normal y eso genera necesidad de envíos a los puertos de Bahía Blanca y Quequén, con más de 800 kilómetros de logística terrestre cuyo costo tiene que soportar el exportador. O también está la posibilidad de la pérdida directa de exportaciones, ya que se terminan haciendo en Brasil”.

Las declaraciones se hicieron en el marco del informe presentado por el Instituto Nacional del Agua respecto a la bajante del Paraná; “la perspectiva al 31 de mayo de 2022 no permite esperar un rápido retorno a la normalidad, con probabilidad de extenderse durante todo el otoño”. asegura la entidad.

La bajante extraordinaria del río Paraná se extenderá durante los próximos meses al no avizorarse una normalización de las lluvias sobre su cuenca, por lo que las complicaciones logísticas para la exportación de granos y la afectación de las actividades agropecuarias ligadas al río continuarán hasta avanzado el invierno.

Incluso se verificó un agravamiento en la situación respecto al año pasado, ya que el 1° de abril de 2021, con la bajante extraordinaria en pleno desarrollo, la altura era de 1,86 metros en la ciudad santafesina.

Por el lado de la logística, la baja en el caudal fluvial lleva a que se generen severas complicaciones y mayores costos en las exportaciones del sector agropecuario, en especial del granario, ya que por la hidrovía se despacha el 80% de la producción nacional.

Gustavo Idígoras

“Nos preocupa mucho la bajante, que ahora esta dando señales de profundizarse en los próximos meses”, indicó el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras.

Idígoras subrayó que “esa profundización tiene impactos importantes en el ritmo de la logística y en los costos incrementales, que van desde el tipo de barcos que pueden ingresar al Paraná al aumento de costos para contratar esos buques, porque al ser los únicos son más caros”.

Hace ya varios meses que los navíos de carga que ingresan a los puertos rosarinos, por citar un ejemplo, o son más pequeños a los habituales o, se cargan con un menor volumen por cuestiones de calado.

A esto hay que sumarle una mayor estadía de los barcos en los puertos, ya que su egreso e ingreso de las terminales lleva más tiempo.

Por último, Idígoras marcó que al sector le “preocupa mucho la precariedad que tiene hoy el dragado y balizado de la hidrovía, porque si bien la Administración General de Puertos (AGP) está haciendo los mayores esfuerzo técnicos, no le están dando las autorizaciones políticas para seguir avanzando en las licitaciones, por lo menos en las cortas”.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail