DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Expertos en explotación petrolera analizaron la exploración offshore en el Mar Argentino

Tres disertantes analizaron la exploración offshore en el Mar Argentino teniendo en cuenta los objetivos de transición energética planteados en el país y el mundo. En esta línea, explicaron que «no debemos renunciar a saber cuanto petróleo hay en Mar Argentino» y que será probable la necesidad de modificar las metas según la situación de cada país.

Ayer por la tarde el Instituto Argentino del Petroleo y del Gas (IAPG) dictó su seminario La actividad Offshore en el Mar Argentino: desafios y oportunidades para el sector energético“. En el mismo se desarrollaron tres paneles: uno relacionado con la geopolítica del Mar Argentino, otro que abordó la actividad y el ambiente y finalmente, uno relacionado con la transición energética.

El presidente del Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria Energética y vicedecano de la Facultad de Ingeniería (UBA), Raúl Bertero, abordó la temática de transición energética.

En su panel, denominado Offshore: desarrollo económico y transición energética Bertero señaló una serie de objetivos a cumplir como país, destacando descarbonizar, mitigar el cambio climático en nuestro planeta. A su vez, señaló que “tenemos que traccionar el desarrollo económico, social y educativo de nuestro país con los recursos que contamos y además asegurar la soberanía y la protección ambiental del Mar Argentino

Raúl Bertero

En esta línea, Bertero aseguró que Argentina no tiene que pensar en su transición energética, si no que debe posicionarse como “actor de la transición energética global, ya que, con las reservas de gas natural que cuenta el país, puedecontribuir a la descarbonización de nuestros vecinos y del mundo”. 

A nivel global, Bertero detalló que el dióxido de carbono generado por año son 35 gigatoneladas (Gt). De esas,unas 15 Gt por año son generadas por el carbón en el mundo y este no va a poder ser reemplazado fácilmente sólo por energías renovables. Se va a necesitar en el medio el gas natural que tiene como ventaja que produce prácticamente la mitad de dióxido de carbono por millón de btu”. 

En este sentido, presidente del IAPG, Ernesto López Anadón agregó que en el mundo sólo 12 países son los responsables por el 72% de las emisiones de CO2 y consumen el 85% del carbón total. Este representa cerca del 27% de la matriz primaria pero “es responsable del 43% de las emisiones de CO2”. Esto mismos 12 son los responsables de la acumulación histórica de CO2 en el mundo.

Continuando con las exposiciones, fue el turno de Daniel Redondo, ingeniero químico y consultor. Coincidió con las exposiciones de Bertero y agregó que “pensar solo en el autoabastecimiento es un límite”, por lo que hay que proyectar un desarrollo a nivel global de los recursos no solo en términos de energía renovable si no también fósil.

Retomando con su exposición, Bertero señaló que “con las políticas actuales, no esperan una gran disminución de la demanda de petróleo para 2050 a pesar de la existencia del auto eléctrico”. Los automotores a combustión van a seguir existiendo en los próximos años “y esto va a llevar a un aumento en la producción, en la demanda del petróleo

Por lo que si se descubre en la exploración del Mar Argentino la existencia de un megayacimiento, Argentina puede colaborar en el abastecimiento e incluso sería “menos perturbador al medio ambiente. El espacio superficial que ocupa un yacimiento produce perturbación ambiental: son mil metros alrededor de una producción offshore”, detalló.

Por eso, Bertero y Redondo coincidieron en que no deberíamos renunciar de ninguna manera a saber cuanto petróleo hay en Mar Argentino ni tampoco a Vaca Muerta. “De ninguna manera podemos ignorar que tenemos de petroleo allí. El pozo que hay que hacer es imprescindible y los riesgos ambientales de un pozo a 300 kilómetros de la costa son muy bajos”, señaló Bertero.

Pero, a su vez, comentó que “no deberíamos renunciar a la exploración offshore siempre y cuando se cumpla lo siguiente: si existe petróleo, pero no es un megayacimiento, no va a ser una cosa trascendental. Pero si es, hay que ir a él, con los estudios de riesgo ambiental y la operación que asegure que para la fauna marítima es mínimo“. 

“En 40 años, cuando todo pase, nosotros vamos a poder dejar el mar como estaba. Lo mismo que Vaca Muerta. Si lo hacemos bien, con cuidado, la perturbación es nula para las futuras generaciones” aseguró Bertero. 

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail