DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El puerto de Mar del Plata recupera frente de amarre con la remoción de buques inactivos

Avanza el plan que contempla desguaces en Base Naval y astilleros locales, traslados a otros puertos y también hundimientos. Los costos corren por cuenta de los propietarios de esos cascos, que también reparan y devuelven a actividad los que estaban en mejores condiciones. A la fecha hay menos de 40 embarcaciones fuera de servicio.

El plan de recuperación de espacios operativos en la terminal marítima marplatense suma a la fecha casi una decena de embarcaciones que permanecían inactivas desde hace tiempo y fueron removidas, la mayoría con destino de disposición final y otras retiradas por sus propietarios y derivadas a otras terminales.

Para la puesta en marcha de este cronograma se contó con la colaboración de astilleros locales, donde se realizan algunos desguaces, y la más reciente habilitación del varadero de la Base Naval Mar del Plata, acondicionado por el Puerto de Mar del Plata para el corte de cascos fuera de servicio.

La reducción a chatarra es la alternativa a la que más se ha recurrido en esta etapa de trabajo que tiene como objetivo recuperar frente de atraque que se encontraba obstruido por unas 55 embarcaciones que permanecían fuera de actividad desde hace varios años, mayoría de ellas en la Sección X, amarradas o en algún caso semihundidas por su avanzado estado de deterioro.

“Evaluamos todas las opciones posibles y aplicamos la más conveniente para cada caso porque el objetivo que perseguimos es recuperar espacio para el amarre de buques operativos, que es la principal demanda que hoy tiene nuestro puerto”, explicó Gabriel Felizia, presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata.

Confirmó que a la fecha son menos de 40 los pesqueros inactivos, lote reducido a partir de este plan de recuperación de espacios y también desde avances por parte de los armadores en rescate de otros que todavía estaban en condiciones de operabilidad y afrontaron distintas reparaciones.

Desde el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata se trabajó durante los últimos años en establecer contacto con los propietarios de cada uno de estos buques y notificarlos sobre la responsabilidad y beneficios generales de retirar esas embarcaciones que ya no están aptas para la navegación.

Sobre esos casos en particular se implementaron políticas de estímulo para aquellos que, a costo propio, avanzaron desguaces de sus unidades fuera de servicio. De la misma manera se contemplan sanciones a quienes, ante mismas situaciones, no avanzan en similar sentido.

La serie de cascos desplazados comenzó con los que fueron pesqueros Chiarpesca 58 y 57, ambos derivados a instalaciones de astilleros Servicios Portuarios Integrados (SPI), para su correspondiente corte.

El buque Harengus fue retirado a remolque para su desguace fuera de Mar del Plata, el Mar Azul tuvo similar destino pero en instalaciones del astillero local TPA y el Simbad, a partir de un acuerdo con clubes de buceo de la ciudad, fue remolcado y hundido en el parque subacuático Cristo Rey, en cercanías de la restinga de Punta Mogotes.

En la actualidad son cuatro las embarcaciones que ya fueron removidas del sector de muelles y están en instancias de disposición final. El pesquero Magritte es el primero de varios que pasarán por el varadero de la Base Naval Mar del Plata para su desguace. Mismo final tiene por estas horas el San Antonino en espacios cedidos por astillero TPA. El Susana fue elevado al syncrolift de SPI, donde será cortado. Y el Milenium, en las últimas horas, transita a remolque su última navegación antes de ser desguazado en otro puerto.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail