DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El futuro de los combustibles alternativos en el transporte pesado de cargas

En Argentina el 94% de los bienes que se transportan en el país usando transporte pesado de cargas, por esto es fundamental el uso de combustibles alternativos y menos contaminantes.

La utilización de combustibles alternativos y menos contaminantes en el transporte pesado de cargas está en crecimiento, debido a un mayor compromiso en el cuidado del medio ambiente y un impacto positivo al utilizar estas nuevas opciones

El combustible más utilizado en la actualidad es el diésel, las posibles alternativas al reemplazo de este son; el biodiésel, el gas natural (GNL), el gas comprimido (GNC), el hidrógeno y la adopción de vehículos eléctricos.

El uso de combustibles alternativos tienen impacto directo sobre el efecto invernadero, y a su vez tienen otras ventajas como la emisión de materiales particulados, se denomina así a la mezcla de partículas líquidas y sólidas, de sustancias orgánicas e inorgánicas, la disminución en contaminación sonora y la utilización de combustibles sin riesgo de derrame.

Para el desarrollo de la infraestructura para llevar adelante lo mencionado, se requiere de un compromiso de múltiples sectores, entre los que se destacan los proveedores de combustibles, los tomadores de carga, los fabricantes de vehículos y los prestadores de servicios. Para esto hay que observar los países más desarrollados, un claro ejemplo es la expansión del GNL en China, llegando hoy a representar una tercera parte de la flota del país. A pesar de que su desarrollo comenzó en 1961, su crecimiento exponencial se dio a finales de los 90, sobre este desfase de tiempo hay quienes aseguran que se dió por no lograr establecer pautas claras de cooperación.

Cabe destacar que Argentina es uno de los países con mayor desarrollo de gas comprimido para el uso de vehículos livianos. Esta red podría ser adaptada a transporte de carga pesada. 


Para este desarrollo es necesario incentivar nuevos formatos y costumbres de trabajo, que se anclen en los beneficios y avances tecnológicos y se orienten a optimizar los recursos.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail