DataPortuaria

Brasil aprobó el trigo transgénico HB4

Así, Brasil se convirtió en el primer país después de la Argentina en aprobar el trigo HB4 para consumo.

La empresa argentina Bioceres anunció que obtuvo la aprobación en Brasil de la harina proveniente del trigo transgénico HB4, lo que le permitirá extender, a partir de la próxima campaña, la siembra de las semillas de esa variedad genéticamente modificada.

La aprobación en Brasil, principal comprador de trigo argentino, estuvo a cargo de la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad: le dio su visto bueno a la harina pero no al grano ni a la semilla.

Según Bioceres, “el trigo HB4 es un desarrollo 100% argentino, producto de la colaboración público-privada de más de 18 años entre Bioceres y el grupo de investigación del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (CONICET-UNL), liderado por la Dra. Raquel Chan, responsable de la investigación que da lugar al desarrollo”.

Básicamente, Chan introdujo genes del girasol en el cultivo de trigo, lo que permite que el trigo HB4 tenga mayor tolerancia a situaciones de estrés hídrico e incorpora otro gen de resistencia a las aplicaciones del herbicida glufosinato de amonio.

Tras la noticia, la empresa productora dijo que la aprobación en Brasil respalda la decisión de las autoridades argentinas de 2020, cuando dijeron que el trigo HB4 es seguro para el medio ambiente y para la salud humana y animal.

Entre algunos de los beneficios de esta nueva tecnología se destaca que les permitirá a los productores de alimentos aumentar sus rendimientos por hectárea y que estarán menos expuestos a los efectos de las sequías. Por ejemplo,los resultados en los campos más afectados por la sequía han llegado a ser 42% superiores con el HB4.

Sin embargo, desde Bioceres confirmaron que, por el momento, seguirán gestionando la producción de semillas y granos de trigo HB4 bajo el programa de identidad preservada que se utilizó en las últimas dos campañas para garantizar la trazabilidad de la producción.

En este sentido, la compañía no planea ni vender semillas ni exportar granos o harina de trigo a Brasil. Actualmente, se estima que hay unas 55.000 hectáreas sembradas en la Argentina y 225 productores que ya siembran esa variedad bajo una estricta supervisión del INASE.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail