DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Bolivia se sumará al Corredor Bioceánico

Lo confirmaron los presidentes Mario Abdo Benítez y Luis Arce.

Mario Abdo Benítez y Luis Arce, presidentes de Paraguay y Bolivia, respectivamente, anunciaron que este último país se sumará al Corredor Bioceánico que conectará el océano Pacífico con el Atlántico y unirá a todo el cono sur.

“Acogemos esa propuesta de la carretera que va a unir nuestros países y desde el Chaco (boliviano) uniremos a esa carretera que va a ser beneficiosa, sin ninguna duda, para el continente”, remarcó Arce, en un acto en la localidad boliviana de Villamontes.

Por su parte, el líder paraguayo destacó que habrá “un corredor logístico que salga a los grandes mercados del Pacífico de manera más rápida, menos costosa y más eficiente para la región, logrando un ahorro significativo para todos”.

Históricamente, los países del continente han dependido de los puertos del océano Atlántico. Sin embargo, hoy en día, la producción regional tiene más demanda en los mercados del Pacífico.

Por ello, el gran objetivo del Corredor Bioceánico será conectar a este último océano con áreas de fuerte potencial productivo, lo que permitirá diversificar la producción regional y agregarle valor mediante la creación de cadenas regionales.

El Corredor Bioceánico integrará seis regiones: Mato Grosso do Sul, Chaco Paraguayo, Provincia de Salta, Provincia de Jujuy, Región de Antofagasta y Región de Tarapacá. La mayor distancia que conectará será de 2.290 kilómetros, entre Campo Grande (Brasil) y Antofagasta (Chile).

En total contará con 7 pasos fronterizos (Puerto Murtinho, Carmelo Peralta, Pozo Hondo, Misión la Paz, Paso de Jama, Paso de Sico y Estación Socompa) y 4 puertos del Pacífico (Puerto de Antofagasta, Puertos en Mejillones, Terminales Tocopilla y Puerto de Iquique).

El anuncio se dio en el marco de un acto en el que se conmemoraron los 87 años del fin de la Guerra del Chaco (1932-1935), en el que unas 90.000 personas murieron (60.000 bolivianos y 30.000 paraguayos).

Durante el acto, Abdo Benítez ratificó el fuerte compromiso de que “la sangre derramada por los soldados durante la contienda sirva de motivación para construir un destino común en beneficio de ambos pueblos”.

En ese sentido, remarcó su intención de “fortalecer nuestros programas de cooperación; por mucho tiempo nos hemos dado la espalda. Estoy convencido de que este es el momento de trazar un destino común y de caminar juntos para fortalecer la región y el hemisferio”.

Por su parte, Arce resaltó que sus países son “cada vez más conscientes de la necesidad de actuar unidos, por encima de diferencias circunstanciales, sin exclusiones de ningún tipo”.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail