DataPortuaria

Otras secciones

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Se celebra el Día de la Marina Mercante

Esta institución educativa tiene como fin la de los oficiales de la Marina Mercante en todas las especialidades que requiera el servicio de los buques de ultramar. Brinda a los alumnos una preparación integral que les permite realizar con eficiencia la conducción y el mantenimiento de buques.

Los oficiales de la Marina Mercante trabajan en buques mercantes, ya sea de bandera argentina como bajo otro pabellón, cuyo trabajo principal es el transporte de mercaderías dentro y fuera de nuestro territorio. Así, son imprescindibles para el comercio exterior y para el crecimiento de nuestro país, conformando a su vez una parte fundamental de los Intereses Marítimos Nacionales.

Los oficiales se forman en todas las especialidades que requieren el servicio de los buques mercantes de ultramar, como son los portacontenedores, los graneleros, petroleros, mineraleros, cruceros y otros tipos de embarcaciones que sin estar destinadas al comercio realizan tareas de asistencia y apoyo, tal el caso de las dragas, los balizadores y los remolcadores.

A los efectos de cumplir con la preparación integral del marino mercante, la Escuela Nacional de Náutica (ESNN) lleva a cabo tareas fundamentales como la formación para sus cadetes y la capacitación para el personal graduado de la Institución.

Allí se dictan las carreras de Pilotos de Ultramar, con su respectiva Licenciatura en Transporte Marítimo; y Maquinista Naval con Licenciatura en Plantas Propulsoras Marinas, teniendo ambas validez internacional, y son reconocidas por la Organización Marítima Internacional (OMI), que habilitan al egresado a ser el responsable legal y operativo de la conducción, mantenimiento y gestión del buque.

El establecimiento brinda cursos para la capacitación de los oficiales ya egresados, otorgando certificaciones internacionales que complementan la formación del marino y lo preparan para los ascensos durante su carrera.

En virtud de la formación universitaria que brinda la Escuela Nacional de Náutica (ESNN), nuestro país puede cumplir con los lineamientos de la Organización de las Naciones Unidas respecto a la formación de un oficial de la Marina Mercante. La titulación emitida a sus egresados es de carácter internacional y ampliamente reconocida y es otorgada por la Armada Argentina.

La Real Escuela de Náutica –tal su denominación original– fue el primer instituto de enseñanza superior dedicado a las Ciencias Exactas en el Río de la Plata. Su creación fue aprobada durante el Virreinato por el Real Consulado de Industria y Comercio de la Ciudad de Buenos Aires el 30 de marzo de 1799, como iniciativa de Manuel Belgrano, quien por ese entonces ocupaba el cargo de Secretario de Industria y Comercio del Consulado Real Santa María de los Buenos Aires.

Belgrano bregaba por la constitución de este instituto de formación desde hacía varios años. Su idea estaba basada en la necesidad de contar con una flota propia de carácter mercantil y fomentar los conocimientos de la ciencia náutica.

Los cursos propiamente dichos dieron comienzo el 25 de noviembre de 1799 y de sus aulas egresaron hombres destacados tal el caso de Bernardino Rivadavia, Lucio V. Mansilla y Mariano Moreno (H). Sus primeros directivos fueron el ingeniero militar y docente Pedro Antonio Cervino, como presidente, quien fue secundado como vicepresidente por el piloto mercante Juan Alsina.

La ESNN brinda una formación integral a los futuros marinos mercantes en dos especialidades de carácter universitario y una de carácter técnico. Durante la cursada, los cadetes adquieren los conocimientos técnicos profesionales necesarios para el egreso, como así también se constituye el carácter de los hombres y mujeres de mar.

Según la especialidad universitaria que elijan –Oficial de Cubierta u Oficial de Máquinas– el alumno podrá recibir una doble titulación, es decir, el título profesional de Piloto de Ultramar y licenciado en Transporte Marítimo o el de Maquinista Naval y licenciado en Plantas Propulsoras Marinas. Cada una tiene una duración de tres años de cursada en la escuela y un cuarto año a bordo de buques mercantes para realizar la práctica profesional.

El egresado como oficial de Cubierta podrá dirigir una unidad de un puerto a otro, efectuar las maniobras necesarias y operar comercialmente. En tanto, el oficial de Máquinas será el responsable de la planta motriz del buque, de la operación y mantenimiento de las plantas propulsoras, servicios principales, generadores y sistemas auxiliares.

A través de PESCARE saludamos a cada uno de los Marinos Mercantes en su día, destacando la gran tarea que realizan, con compromiso, con dedicación y con pasión por algo que es no solo el medio de vida de miles de personas, sino también un eslabón en la cadena productiva vinculada a la navegación.

Muchas veces decimos que la pesca es una sola. Hoy, en reconocimiento a quienes desarrollan tareas en la Marina Mercante, podemos decir que las tareas en cualquier tipo de buques es una sola, la misma, navegar, transportar y siempre llegar a puerto salvaguardando la seguridad en la navegación, de los tripulantes, la embarcación y de terceros.

Bajo esta misma premisa, es la Autoridad Marítima quienes pregonan bajo este espíritu, y así también lo expresa la Prefectura Naval Argentina, en una infografía que nos hizo llegar PG Ítalo D’Amico, Director de Polinave, dirigida a ese sector de los navegantes y que compartimos.

Esta institución educativa tiene como fin la de los oficiales de la Marina Mercante en todas las especialidades que requiera el servicio de los buques de ultramar. Brinda a los alumnos una preparación integral que les permite realizar con eficiencia la conducción y el mantenimiento de buques.

Los oficiales de la Marina Mercante trabajan en buques mercantes, ya sea de bandera argentina como bajo otro pabellón, cuyo trabajo principal es el transporte de mercaderías dentro y fuera de nuestro territorio. Así, son imprescindibles para el comercio exterior y para el crecimiento de nuestro país, conformando a su vez una parte fundamental de los Intereses Marítimos Nacionales.

Los oficiales se forman en todas las especialidades que requieren el servicio de los buques mercantes de ultramar, como son los portacontenedores, los graneleros, petroleros, mineraleros, cruceros y otros tipos de embarcaciones que sin estar destinadas al comercio realizan tareas de asistencia y apoyo, tal el caso de las dragas, los balizadores y los remolcadores.

A los efectos de cumplir con la preparación integral del marino mercante, la Escuela Nacional de Náutica (ESNN) lleva a cabo tareas fundamentales como la formación para sus cadetes y la capacitación para el personal graduado de la Institución.

Allí se dictan las carreras de Pilotos de Ultramar, con su respectiva Licenciatura en Transporte Marítimo; y Maquinista Naval con Licenciatura en Plantas Propulsoras Marinas, teniendo ambas validez internacional, y son reconocidas por la Organización Marítima Internacional (OMI), que habilitan al egresado a ser el responsable legal y operativo de la conducción, mantenimiento y gestión del buque.

El establecimiento brinda cursos para la capacitación de los oficiales ya egresados, otorgando certificaciones internacionales que complementan la formación del marino y lo preparan para los ascensos durante su carrera.

En virtud de la formación universitaria que brinda la Escuela Nacional de Náutica (ESNN), nuestro país puede cumplir con los lineamientos de la Organización de las Naciones Unidas respecto a la formación de un oficial de la Marina Mercante. La titulación emitida a sus egresados es de carácter internacional y ampliamente reconocida y es otorgada por la Armada Argentina.

La Real Escuela de Náutica –tal su denominación original– fue el primer instituto de enseñanza superior dedicado a las Ciencias Exactas en el Río de la Plata. Su creación fue aprobada durante el Virreinato por el Real Consulado de Industria y Comercio de la Ciudad de Buenos Aires el 30 de marzo de 1799, como iniciativa de Manuel Belgrano, quien por ese entonces ocupaba el cargo de Secretario de Industria y Comercio del Consulado Real Santa María de los Buenos Aires.

Belgrano bregaba por la constitución de este instituto de formación desde hacía varios años. Su idea estaba basada en la necesidad de contar con una flota propia de carácter mercantil y fomentar los conocimientos de la ciencia náutica.

Los cursos propiamente dichos dieron comienzo el 25 de noviembre de 1799 y de sus aulas egresaron hombres destacados tal el caso de Bernardino Rivadavia, Lucio V. Mansilla y Mariano Moreno (H). Sus primeros directivos fueron el ingeniero militar y docente Pedro Antonio Cervino, como presidente, quien fue secundado como vicepresidente por el piloto mercante Juan Alsina.

La ESNN brinda una formación integral a los futuros marinos mercantes en dos especialidades de carácter universitario y una de carácter técnico. Durante la cursada, los cadetes adquieren los conocimientos técnicos profesionales necesarios para el egreso, como así también se constituye el carácter de los hombres y mujeres de mar.

Según la especialidad universitaria que elijan –Oficial de Cubierta u Oficial de Máquinas– el alumno podrá recibir una doble titulación, es decir, el título profesional de Piloto de Ultramar y licenciado en Transporte Marítimo o el de Maquinista Naval y licenciado en Plantas Propulsoras Marinas. Cada una tiene una duración de tres años de cursada en la escuela y un cuarto año a bordo de buques mercantes para realizar la práctica profesional.

El egresado como oficial de Cubierta podrá dirigir una unidad de un puerto a otro, efectuar las maniobras necesarias y operar comercialmente. En tanto, el oficial de Máquinas será el responsable de la planta motriz del buque, de la operación y mantenimiento de las plantas propulsoras, servicios principales, generadores y sistemas auxiliares.

A través de PESCARE saludamos a cada uno de los Marinos Mercantes en su día, destacando la gran tarea que realizan, con compromiso, con dedicación y con pasión por algo que es no solo el medio de vida de miles de personas, sino también un eslabón en la cadena productiva vinculada a la navegación.

Muchas veces decimos que la pesca es una sola. Hoy, en reconocimiento a quienes desarrollan tareas en la Marina Mercante, podemos decir que las tareas en cualquier tipo de buques es una sola, la misma, navegar, transportar y siempre llegar a puerto salvaguardando la seguridad en la navegación, de los tripulantes, la embarcación y de terceros.

Bajo esta misma premisa, es la Autoridad Marítima quienes pregonan bajo este espíritu, y así también lo expresa la Prefectura Naval Argentina, en una infografía que nos hizo llegar PG Ítalo D’Amico, Director de Polinave, dirigida a ese sector de los navegantes y que compartimos.

El año 1799 marcó el comienzo de una actividad que sería relevante para nuestro país. En ese año, un 25 de noviembre, por iniciativa de Manuel Belgrano, se creaba la Escuela Nacional de Náutica, unidad componente de la Dirección General de Educación de la Armada Argentina.

Esta institución educativa tiene como fin la de los oficiales de la Marina Mercante en todas las especialidades que requiera el servicio de los buques de ultramar. Brinda a los alumnos una preparación integral que les permite realizar con eficiencia la conducción y el mantenimiento de buques.

Los oficiales de la Marina Mercante trabajan en buques mercantes, ya sea de bandera argentina como bajo otro pabellón, cuyo trabajo principal es el transporte de mercaderías dentro y fuera de nuestro territorio. Así, son imprescindibles para el comercio exterior y para el crecimiento de nuestro país, conformando a su vez una parte fundamental de los Intereses Marítimos Nacionales.

Los oficiales se forman en todas las especialidades que requieren el servicio de los buques mercantes de ultramar, como son los portacontenedores, los graneleros, petroleros, mineraleros, cruceros y otros tipos de embarcaciones que sin estar destinadas al comercio realizan tareas de asistencia y apoyo, tal el caso de las dragas, los balizadores y los remolcadores.

A los efectos de cumplir con la preparación integral del marino mercante, la Escuela Nacional de Náutica (ESNN) lleva a cabo tareas fundamentales como la formación para sus cadetes y la capacitación para el personal graduado de la Institución.

Allí se dictan las carreras de Pilotos de Ultramar, con su respectiva Licenciatura en Transporte Marítimo; y Maquinista Naval con Licenciatura en Plantas Propulsoras Marinas, teniendo ambas validez internacional, y son reconocidas por la Organización Marítima Internacional (OMI), que habilitan al egresado a ser el responsable legal y operativo de la conducción, mantenimiento y gestión del buque.

El establecimiento brinda cursos para la capacitación de los oficiales ya egresados, otorgando certificaciones internacionales que complementan la formación del marino y lo preparan para los ascensos durante su carrera.

En virtud de la formación universitaria que brinda la Escuela Nacional de Náutica (ESNN), nuestro país puede cumplir con los lineamientos de la Organización de las Naciones Unidas respecto a la formación de un oficial de la Marina Mercante. La titulación emitida a sus egresados es de carácter internacional y ampliamente reconocida y es otorgada por la Armada Argentina.

La Real Escuela de Náutica –tal su denominación original– fue el primer instituto de enseñanza superior dedicado a las Ciencias Exactas en el Río de la Plata. Su creación fue aprobada durante el Virreinato por el Real Consulado de Industria y Comercio de la Ciudad de Buenos Aires el 30 de marzo de 1799, como iniciativa de Manuel Belgrano, quien por ese entonces ocupaba el cargo de Secretario de Industria y Comercio del Consulado Real Santa María de los Buenos Aires.

Belgrano bregaba por la constitución de este instituto de formación desde hacía varios años. Su idea estaba basada en la necesidad de contar con una flota propia de carácter mercantil y fomentar los conocimientos de la ciencia náutica.

Los cursos propiamente dichos dieron comienzo el 25 de noviembre de 1799 y de sus aulas egresaron hombres destacados tal el caso de Bernardino Rivadavia, Lucio V. Mansilla y Mariano Moreno (H). Sus primeros directivos fueron el ingeniero militar y docente Pedro Antonio Cervino, como presidente, quien fue secundado como vicepresidente por el piloto mercante Juan Alsina.

La ESNN brinda una formación integral a los futuros marinos mercantes en dos especialidades de carácter universitario y una de carácter técnico. Durante la cursada, los cadetes adquieren los conocimientos técnicos profesionales necesarios para el egreso, como así también se constituye el carácter de los hombres y mujeres de mar.

Según la especialidad universitaria que elijan –Oficial de Cubierta u Oficial de Máquinas– el alumno podrá recibir una doble titulación, es decir, el título profesional de Piloto de Ultramar y licenciado en Transporte Marítimo o el de Maquinista Naval y licenciado en Plantas Propulsoras Marinas. Cada una tiene una duración de tres años de cursada en la escuela y un cuarto año a bordo de buques mercantes para realizar la práctica profesional.

El egresado como oficial de Cubierta podrá dirigir una unidad de un puerto a otro, efectuar las maniobras necesarias y operar comercialmente. En tanto, el oficial de Máquinas será el responsable de la planta motriz del buque, de la operación y mantenimiento de las plantas propulsoras, servicios principales, generadores y sistemas auxiliares.

Muchas veces decimos que la pesca es una sola. Hoy, en reconocimiento a quienes desarrollan tareas en la Marina Mercante, podemos decir que las tareas en cualquier tipo de buques es una sola, la misma, navegar, transportar y siempre llegar a puerto salvaguardando la seguridad en la navegación, de los tripulantes, la embarcación y de terceros.

Bajo esta misma premisa, es la Autoridad Marítima quienes pregonan bajo este espíritu, y así también lo expresa la Prefectura Naval Argentina, en una infografía que nos hizo llegar PG Ítalo D’Amico, Director de Polinave, dirigida a ese sector de los navegantes y que compartimos.

Compartí en las redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recibi las noticias más importantes en tu casilla de mail